Logo Las Huertas de Cansa

Incendios Verano 2003

Crónicas Especial Incendios de Verano 2003

La tensión y la preocupación florece entre la gente que estamos observando en la estación como el incendio se acerca cada vez más. Cuando el frente del incendio está apunto de entrar en el pueblo, el viento cambia de repente y desvía las llamas, bordeando el pueblo. Son las 18:00 y Juán Carlos Rodriguez Ibarra está a punto de dar la órden de evacuación de Valencia de Alcántara. Más de cien autocares venidos de otras localidades (incluso autobuses municipales urbanos de Cáceres) están aparcados en el arcén de la carretera N-521 esperando esa órden para poder evacuar a la gente del pueblo. Afortunadamente esa órden nunca se dio por el cambio de viento.

A las 18:30 preguntamos a la Guardia Civil si ya podíamos pasar, pues la carretera había sido cortada, hacia Las Huertas de Cansa en dirección a Portugal saliendo de Valencia por la N-521. Nos dicen que sí, vemos como el fuego bordea Valencia de Alcántara, pero en Las Huertas el incendio pasó unas seis horas antes y ya no había peligro inminente. Dentro del coche ya, camino hacia nuestras casas, vemos como los pivotes reflectantes de plástico de la carretera están doblados en el suelo y achicharrados. El fuego los ha moldeado y te haces una idea de la temperatura que ha podido haber aquí tan sólo unas horas antes. Teníamos las ventanas cerradas y el calor era asfixiante dentro del coche, sudábamos a chorro. Según avanzábamos podíamos comprobar cómo había quedado todo. Sentías una rabia y sobre todo una impotencia enormes. Qué pena! Todo estaba arrasado por las llamas, todavía quedaban muchas zonas con pequeñas llamas. La sensación que te recorre el cuerpo en esos momentos es de caos absoluto, parece como si estuvieramos haciendo un viaje al infierno. Cuando llegamos a Las Huertas nos dimos una vuelta para ver en que estado se había quedado todo, y tuvimos que apagar los alrededores de una casa y yo tuve que ir corriendo a Los Arroyos de Arriba, porque la casa de mi abuela está en el medio del monte rodeada de alcornoques, olivos, pasto y matorrales que continuaban ardiendo y había que apagarlo con la manguera para que no se incendiara la casa. Apagando los pequeños incendios llegó la noche.

Mientras, la noche se hacía larga entre los habitantes de Valencia de Alcántara y muy poca gente pega ojo. En Las Huertas de Cansa, todos los focos importantes están extinguidos y ya sólo quedan el olor a humo y un manto de ceniza que lo cubre todo.


El amanecer del Lunes 4 de Agosto hace acto de presencia y el fuego sigue su camino, ya sin amenazar a la población de Valencia, pero pierde cada vez más fuerza. El cansancio por las jornadas de trabajo hace mella en los bomberos, pero el fuego ya es normal y se considera atacable. Los hidroaviones y helicópteros sobrevuelan la zona extienguiendo los últimos focos y refrescando la zona para que no se vuelvan a avivar las llamas. El Martes 5 de Agosto, el incendio se declara controlado y no se considera extinguido por completo hasta mediados del mes de Agosto. El fuego deja tras de sí unas 10.000 hectáreas arrasadas por las llamas ,aproximadamente, de un paraíso de pinos, alcornoques, castaños, encinas y robles.


IVÁN MORATO PICADO (ivanmaikel)

FUENTES DE INFORMACIÓN: EL PAÍS, EL MUNDO, EL PERIÓDICO DE EXTREMADURA, Y LO QUE MÁS CUENTA; LA VIVENCIA EN PERSONA DE UNO DE LOS PEORES MOMENTOS DE MI VIDA.

Ver Galería de imágenes- Volver arriba - Crónica 1 - Crónica 2 - Crónica 3 - Crónica 4 - Crónica 5

Todos los derechos reservados © Copyright 2001 - 2014 | ivanmaikel | Última actualización: 20/07/2014
Resolución óptima 1280x1024. Mozilla Firefox 3.0 ó superior - Internet Explorer 7.0 ó superior | Política de privacidad | Contacto | ¡CSS Válido! XHTML válido! PHP poweredLicencia Creative Commons